Cierro la vista al taller

En el mundo como taller y quehacer las obras suelen presentarse una vez se ha obtenido un resultado acorde a criterios subjetivos o intersubjetivos de interacciones con el mundo (de dónde posibles objetividades).

Con menos frecuencia el obrante abre la vista al taller donde ejecuta sus pruebas, ensaya, espera o desespera, llena hojas de borradores, calcula, dibuja, investiga, algunas veces para o en vistas de obtener un resultado concreto y otras veces para ir desarrollando métodos, enfoques, categorías, construcciones, artes o ciencias.

La mirada al mundo como taller (o fábrica) se posa tanto sobre empleos, profesiones o artes, como sobre la propia recreación continua de la personalidad intersubjetiva en su contexto mundo.

En este enfoque, la personalidad y la identidad aparecen como una obra en perpetuo movimiento que representa diferentes actos y papeles en relación al entorno a lo largo del día, de la noche y de la vida; una misma persona puede realizar muchas interacciones con otros sujetos, con el mundo o consigo mismo, solo o en compañía.

La visión del mundo como Carnaval a la que hecho referencia en otras ocasiones no entra en contradicción con la visión del mundo como “taller”, ¿cómo podría haber disfraces, máscaras, pinturas, bailes, músicas y representaciones carnavalescas si no hubiera unos talleres donde se preparan las obras? Tampoco entra en contradicción con el mundo como “fábrica”.

La vida social requiere una regulación de los actos, las representaciones, las interacciones o de los pensamientos de forma continuada.

Las formas, más conscientes o más inconscientes, los mecanismos y los métodos de control y de regulación social son constringentes, múltiples y se ejercen desde diferentes niveles, entornos o contextos-mundo por parte de sujetos o grupos interrelacionados.

El estado de las relaciones sociales también se expresa como el estado de los controles o constricciones sociales en cuanto a las representaciones permitidas y en cuanto al “grado de apertura” de la personalidad-identidad-rol-papel normalizado.

Hay formas, hay imposiciones, hay tabús: la división social del trabajo, el reparto, la división sexual del discurso pueden ser algunas de ellas, y no poco opresivas; de los los tabús de la economía y de los tabús de los sexos algo creo conocer, ¿qué puedo anotar de mi sino?

“Abrir el taller” como hice, aun siendo un “abrir el taller en una representación del taller” (¿y podría estar de otro modo?), ya constituye un comportamiento que puede ser tomado como desviado y susceptible de ser señalado, estigmatizado, marginalizado y oprimido; esta posibilidad se concreta más cuando los temas, representaciones, ideas, categorías, pensamientos, comportamientos aparentes y otras tantas cosas se relacionan con importantes conflictos, imposiciones, tabús, prohibiciones, controles, dominaciones, opresiones o explotaciones sociales [interrelacionadas e interaccionando desde dimensiones y niveles diferentes].

No contento con solo esto, me he explayado en criticar o en denunciar a algunas personas o sujetos y a grupos en niveles y con grados de poder desiguales [y cuando ya vi que no servía de nada hablar con algunas personas, algunas de las cuales se sitúan en posiciones de más-poder-relativo: a parodiarlos, ridiculizarlas e insultarlos o a devolver sus insultos, visto lo viso ¿y qué?].

Esperaba encontrarme ante la incomprensión, el silencio, la marginalización, la estigmatización, las agresiones físicas, las agresiones sexuales, los insultos, la criminalización, las amalgamas, la imposición, y un largo etcétera (sí, sí, y todo esto en especial en estos últimos 5 años), esto no me ha sorprendido.

No proveí que algunos poderes podrían mantener el nivel de censura, imposición y doblepensar que han mantenido, tampoco algunas políticas, esto sí que me ha sorprendido en su intensidad y modalidades; esperaba un mayor desarrollo político y productivo en cuanto a transformaciones sociales; supongo que consideré un estado de desarrollo socio-político-económico en algunos grupos poblacionales que no se ha constatado (más allá de otras consideraciones sobre la represión, las formas y mecanismos de control, los tabús, la emotividad y el miedo que puedan ser de aplicación).

Dadas unas circunstancias, decidí optar por unos comportamientos y unas representaciones. Luego hubo unos efectos. Ahora las circunstancias han cambiado en algún sentido.

Me siento algo decepcionado no con la población en general, más con algunos grupos poblacionales que consideraba que estaban en otro estado de desarrollo socio-político-económico, y con algunos otros ámbitos o grupos más reducidos en cuanto sus silencios, sus acciones, sus miedos, sus representaciones y sus tabús (y supongo que sus intereses también).

Cierro las puertas y las ventanas a un centro de detención, a una sala psiquiátrica, a un laboratorio de investigación,  a juegos de roles, a un taller de personalidad, a un recinto teatral, a la representación de la representación, a un quehacer mediatizado; a un mundo por donde caminan los monstruos, pero en el que también bailan criaturas fantásticas.

.

Algunas notas de estos dos textos podrían ser de aplicación:

“Diarios y notas: la duda, la certeza y la verdad; nociones y discursos; sobre algunos posicionamientos en relación a “la verdad””, texto del 27/01/2016.

https://www.facebook.com/notes/bernat-parias/diarios-y-notas-la-duda-la-certeza-y-la-verdad-nociones-y-discursos-sobre-alguno/10153889306802790

“Diarios y demás: el mundo conocido es una fiesta (dicen) o un encuentro de disfraces y máscaras de Carnaval”, texto del 09/02/2016.

https://www.facebook.com/notes/bernat-parias/diarios-y-dem%C3%A1s-el-mundo-conocido-es-una-fiesta-dicen-o-un-encuentro-de-disfrace/10153918178397790

Otra bibliografía [por ejemplo, por poner algo]
“El nacimiento de la tragedia”, de Nietzsche.
“El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”, de Engels.
“Vigilar y castigar”, de Foucault.
“Escritos sobre materialismo histórico” de Marx (recopilación de textos, ed. Alianza).
También:
“El género en disputa” de Butler.
“Sexual trafficking” de Rubin.
etc.
Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s