Protoplasmas en la superficie líquida

(comentarios a un artículo de Preciado [1])

Preciado, o Aragorn, o como prefieras, cariño. Hace falta un nuevo Rey, al que se pueda escupir o correrse en su cara, con lefa natural o farmapornográfica. O con jugos vaginales. Luego, no sé cuántos azotes se deberían establecer de pena.

Si no te molesta que siga reutilizando este recocido de mitos que hizo Tolkien, si es la fragilidad que hace la revolución, serán los hobbits quienes destruirán el anillo.

Hace falta volver a forjar la espada Narsil. A mí me parece, creo, que estableciendo dos conjuntos de producción de valores de uso (productos) básicos (i.e. Sraffa) se puede definir un modelo dual capitalista-doméstico, en el que se pueda determinar o expresar el valor de la producción y del reparto en base al coste de subsistencia de las personas con un consumo más bajo, a saber, se debería buscar entre las clasificadas como mujeres. Dependiendo de las especificaciones matemáticas, se podrían obtener dos vectores de “distribución” o “explotación” (ahí también hay el hueso de las teorías del valor), uno para las relaciones capitalistas y otro para las domésticas. Luego, si están expresadas en valores comparables, se puede elaborar un “índice de distribución sintético”. Dado que parece que las formalizaciones utilizadas para el estudio de la economía capitalista no son del todo ajustadas a la economía doméstica (tareas, actividades, cuidados, producción-consumo) se podrían investigar otras formas.

Pero incluso a nivel analítico o teórico, todavía quedarían problemas por resolver, el modelo seguiría en algunos sentidos “abierto”, hasta que no se incluyeran las relaciones de producción de seres humanos, desde la gestación hasta la mayoría de edad y sus posibles criterios de valoración.

En fin, en este campo, proponer un programa de inversión y empleo destinado también a modificar la división social del trabajo.

Todo esto llevaría a discutir cómo y quienes pueden intervenir y cómo en estos procesos de producción, que no coinciden siempre con los clasificados como hombres o mujeres.

En cuanto al tema de las clasificaciones, convendría abandonar los modelos clásicos mecánicos normalizados por lo general con una variable (hombre-mujer) y pasar a modelos estadísticos biológico-sociales multivariable permitiendo “alteridades” o si se quiere “mutaciones” virtualmente infinitas (Lévy-Strauss, Von Neumann, quizá).

Este proceso debería ser desarrollado por los propios “mutantes” y demás criaturas fantásticas u hoy en muchos casos exiliadas al mundo de los mitos, permitiendo también las resistencias al control y el dominio psico-farmacéutico y un mayor autodominio del propio cuerpo-mente (también Levy-Strauss, o incluso Huxley o Blake, Hendrix o Morrison; Jodorowsky… no sé).

Por curiosidad: si tú tienes relaciones con un hombre, se deben considerar homosexuales, no es así, a menos que el “otro hombre” no sea un hombre, más una mujer, porque entonces sería una relación heterosexual, aunque le hombre tuviera los genitales considerados por lo general femeninos y la mujer los masculinos. ¿Violencia machista? ¿Violación?

.

P.d.: ¿Por qué no dejas la testosterona y haces más deporte (y follas más)?

Estoy harto que me tratéis como a una puta de mierda.

[1] http://www.liberation.fr/chroniques/2014/11/21/le-courage-d-etre-soi_1147950

*******************

Quien quiera entender, que entienda

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s