Tête de faune; ¿y ahora qué?

1) Alteridad

Mi alteridad es particular y poco estudiada – yo llevo muchos años en ello – estoy bien situado para analizarla.

A mi alteridad “histórica”, se ha sumado el hecho de haber sido asimilado durante los últimos años en parte a la mal llamada “racaille de banlieue” [chusma de barrio bajo – racializada] como otras personas blancas y/o inmigrantes.

La “racaille” no es racaille: esta es una designación racista (principalmente para negros y árabes) y la asimilación es forma parte de una política de derecha y extrema derecha que otras personas han analizado mejor que yo (y cuyas principales víctimas son también negros y árabes; sin papeles, roms u otros grupos más estigmatizados).

Añado que yo no soy nacionalista – no creo en la “nación”; en ninguna, cosa que me puede acarrear antipatías.

Lo que sucede es que para entender y gestionar mi alteridad he tenido o he bebido de fuentes muy diversas – fuentes que también incluyen elementos culturales franceses y que utilizo como yo quiero.

Entonces, lo que sí creo es que se deben forjar alianzas, no unidad ciega que elimina las diferencias o las divisiones (y los conflictos asociados) entre los y las oprimidxs.

Sobre el patriarcado? Bueno, yo creo que tengo cosas pertinentes a decir. ¿Sobre la economía? Bueno, no he hecho 8 años de estudios de economía (más experiencia laboral) para no decir nada.

¿Sobre política? Tengo derecho a opinar.

2) Reacción social

Todos y todas contra mí, contra el fauno. Cuando no es uno, es la otra. Todos insultando, todas agrediendo, todos despreciando, todas opinando. Todos queriéndome recuperar para utilizarme. Todos mirando y todas incapaces de mover ni un solo dedo: “es raro”, “no conviene”, “vamos a joderlo”. Pero el fauno ni se rompe ni se deja recuperar. ¿Por qué? Pues porque esta es la historia de mi vida; mi opresión particular (supongo que en parte compartida por otros hombres). ¿Estáis seguros y seguras que es más llevadera que la vuestra? Tengo mucha práctica, mucha resistencia y cada vez estoy más harto. ¿Os sorprenden mis puntos de vista y mis capacidades? Todavía os queda mucho por ver. Si hace falta voy a tirar toda la sociedad abajo: hombres, mujeres, blancos, negros, homosexuales, heterosexuales, capacitados o discapacitados.

<< «E questo é il fiore del partigiano

morto per la libertà!» >>

3) Terrorista

¡Estas son nuestras armas! La cultura (y la incultura) se puede utilizar como un arma, por eso es necesario que esté al alcance de todo el mundo, con pluralidad y espíritu crítico: después, cada persona es libre de escoger.

Me pueden acusar de terrorista:

De terrorista musical: por utilizar la música en ámbitos personales y políticos. Cuidado que no os tire un piano por la cabeza.

De terrorista de género: por poner en duda los roles de género, hasta el punto de no sólo socavar la visión tradicional, sino también las feministas o transfeministas.

De terrorista del arte: por ser un artista pésimo.

De terrorista del mito: por utilizar los elementos mitológicos a mi antojo contra los discursos dominantes, liberales o conservadores: capitalistas y bien-pensantes.

De porno-terrorista, por hablar de sexualidad de manera explícita.

De terrorista de la disonancia cognitiva: por tomar posiciones y generar situaciones en apariencia inexplicables para la sociedad. Pero no son inexplicables; lo que sucede es que la sociedad no las tiene en cuenta en sus sistemas de representación: los hombres no son tratados como objetos sexuales y putas, es cosa de mujeres. Entonces, en lugar de tenerlas en cuenta, prefiere imponer el silencio a las personas que las sufren y las viven. La sociedad no quiere afrontar la disonancia cognitiva que esta situación le produce, ponerse en duda: en su lugar prefiere imponer el silencia a los afectados, que deben gestionar la disonancia cognitiva sufrida al margen de la sociedad, en secreto (bajo riesgo de ser encerrados).

De terrorista de la personalidad: yo soy el niño que fui y el niño que no puede ser. Soy un hombre que no puedo ser y soy la mujer invisible. Soy una intersección de mundos y realidades subjetivas. Soy un reflejo de todos vosotros. Soy un brujo. En definitiva, yo soy yo: ¡soy un fauno!

¡Hasta la victoria siempre!

4) ¡Qué jeta!

Vamos a dejar algo claro: mis ideas son mías, no me podéis obligar a que os haga teoría para luego hacer lo que os dé la gana, además de esta manera, tenéis una jeta que no os la aguantáis.

¿Y ahora qué?

 

<< << Tête de faune (Arthur Rimbaud)

 

Dans la feuillée, écrin vert taché d’or,

Dans la feuillée incertaine et fleurie

De fleurs splendides où le baiser dort,

Vif et crevant l’exquise broderie,

 

Un faune effaré montre ses deux yeux

Et mord les fleurs rouges de ses dents blanches.

Brunie et sanglante ainsi qu’un vin vieux,

Sa lèvre éclate en rires sous les branches.

 

Et quand il a fui – tel qu’un écureuil –

Son rire tremble encore à chaque feuille,

Et l’on voit épeuré par un bouvreuil

Le Baiser d’or du Bois, qui se recueille. >>

 

(de Le Bateau ivre). >>

 

http://poesie.webnet.fr/lesgrandsclassiques/poemes/arthur_rimbaud/tete_de_faune.html

 

<< Sensation (Arthur Rimbaud)

 

Par les soirs bleus d’été, j’irai dans les sentiers,

Picoté par les blés, fouler l’herbe menue :

Rêveur, j’en sentirai la fraîcheur à mes pieds.

Je laisserai le vent baigner ma tête nue.

 

Je ne parlerai pas, je ne penserai rien :

Mais l’amour infini me montera dans l’âme,

Et j’irai loin, bien loin, comme un bohémien,

Par la Nature, – heureux comme avec une femme. >>

 

http://poesie.webnet.fr/lesgrandsclassiques/poemes/arthur_rimbaud/sensation.html

tadzio

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s