Republico: Edipo busca a Electra

Republico: Edipo busca a Electra

Supongo que os habéis percatado de las referencias Bíblicas. Soy humilde: a mí me gusta Juan el Bautista.

Les he dado un año para ver si ya tenían en modelo o para escribirlo, no lo han hecho. ¿Alguien me puede pasar la tesis de Carrasco en pdf? Me gustaría leerla.

Por lo demás, leía no hace mucho (ahora no encuentro el link) que un congreso de psiquiatría comentaban que hay un gran tabú sobre las agresiones sexuales a niños y a adolescentes y les cuesta encontrar a hombres que hablen de sus experiencias.

¿De qué se sorprenden? Si cuando un hombre habla de ello se dedican a insultarlo, clasificarlo como un enfermo, o un criminal, lo quieren encerrar y medicar, lo degradan, lo agreden y lo excluyen. ¡Pues claro que no hablan! Hay que ser, hay que ser…

¿Qué esperan? ¿Qué estos hombres estén contentos que les sometan a presión para asegurarse que no guardan ningún secreto ni puedan tener vida privada? ¿A un hombre que fue agredido en la infancia se le debe obligar a que cuente todas sus intimidades por el riesgo que sea un peligroso asesino o violador?

¿Qué se han pensado?

Tomemos el ejemplo de la prostitución. Quizá el hecho de haber sufrido una agresión sexual y una proposición de prostitución con 11 años ayude a entender en parte por qué he sido cliente. Pero eso no importa.

Como he sido cliente de prostitutas debo aceptar que se me insulte sin ningún miramiento. Se me puede decir lo que quieran. El violento soy yo; aunque algunas feministas institucionales me estén diciendo que les gustaría matarme.

Pero es no solo eso. El propio Estado francés y el Ministerio de los derechos de las mujeres está apadriando un discurso del odio y apologético del asesinato. No es que sea una obra literaria independiente y corrosiva: es el discurso apoyado por el Estado, con todo su poder represor y su capacidad de actuar al margen de la ley.

Cuando Rosen, la vedette de las abolicionistas, afirma: “los clientes, podría haber matado uno”, está haciendo apología del asesinato.

Pero luego es más: esta afirmación es reproducida como justa y feminista por los grandes medios de comunicación, aún entre los progresistas: los medios de comunicación hacen apología del asesinato.

Y todavía más: el propio Estado francés y la ministra de los derechos de las mujeres retoma este discurso y lo promueve como liberador e inspirador de las leyes “abolicionistas” [hipócritas].

El Estado francés y la ministra de los derechos de las mujeres implícitamente están haciendo apología del asesinato.

Es para meterles una denuncia a todxs.

Yo, como Rosen también he sufrido agresiones, agresiones sexuales y amenazas de muerte.

Pero yo no tengo ganas de matar ni agredir a nadie. Lo máximo que he hecho es insultar.

Gran vídeo.

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s