Descolonizar hacia dentro: por el fin del estado-nación

Os traigo un texto poco elaborado. No es un planteamiento que pueda defender en base a un estudio exhaustivo, pero quizá algunas hipótesis y líneas argumentales, sin que sean más que un esbozo, podrían ser útiles a los procesos políticos que tenemos en frente.

Mi principal argumento es que el proceso de colonización va parejo a la creación del estado-nación en Europa y a la emergencia del capitalismo [que me corrijan los historiadores]. Este es un proceso común a muchos países de Europa, aunque cada uno de ellos haya tenido sus particularidades.

En el proceso de transformación, el estado-nación se habría erguido como el garante de la organización social incipiente. Las bases de esta organización se corresponderían, como mínimo, a una tríada de dualidades con polos de oposición y dominación (ver gráfico):

* la dualidad propietario-proletario,

* la dualidad nacional-extranjero [pudiendo delimitar dos grados de extranjero diferente: los extranjeros blancos (cristianos) que aún y siendo extranjeros se les otorga la propiedad de “ser humano” y los extranjeros definidos no-blancos (negros, árabes, asiáticos // musulmanes, judíos, otros) a los que no se les otorga la propiedad plena de “ser humano” – que me corrijan los colonizados].

* la dualidad hombre-mujer [siendo el hombre el “ser humano” pleno y la mujer una degradación – que me corrijan las feministas y demás brujas – incluso aquellas que no han sido nominadas para el premio Nobel, jaja, el año que viene quizá].

El polo de dominación con mayor poder estaría identificado con el hombre nacional y propietario y él ocupa la posición de hombre de estado y de gobierno. Él es el que tiene mayor poder para nombrar, definir e imponer al “otro” (el proletario, el extranjero, la mujer).

Los demás seres humanos se situarían en posiciones intermedias. Sobre la posición jerárquica de cada individuo en función de estos criterios (hombre-proletario, mujer-nacional, hombre-extranjero, etc.) se podría abrir una larga y acalorada discusión.

Lo que parece ser claro es que en el polo opuesto al hombre-nacional-propietario se encuentra la mujer-extranjera-proletaria (al menos en los grandes números, siempre se pueden encontrar casos que escapan a la teoría disponible; además, se podrían tener en cuenta otras polaridades [heterosexual/homosexual, capacitado/discapacitado, etc]).

Como resultado de esta argumentación, se podría sostener que el concepto de “nación” no es más que un mecanismo de justificación de la existencia del “colonizado” y del “no ciudadano” (y también del “proletario” y de “la mujer”).

En este caso, para acabar con una de las patas de esta triada infecta se debería acabar con la “nación”, contribuyendo así a la desestabilización del sistema en su conjunto.

¿Cómo se hace esto? Pues no lo sé. Supongo que pondrá algunos problemas a tener en cuenta en relación a otros conceptos como soberanía nacional o soberanía popular. Yo creo que la “nación” no es necesaria para la redacción de una constitución que tienda al consenso de la población afectada.

Los países de la península Ibérica, en ese momento organizados por reinos, fueron los primeros en iniciar el proceso de colonización, pero el desarrollo capitalista y la instauración del estado-nación fue en apariencia más problemática que en otros países de Europa.

En el contexto actual, si los movimientos sociales se quieren plantear la posibilidad de iniciar procesos constituyentes creo que deberían tener en cuenta este planteamiento. Les propongo un reto, tanto a los madrilones, como a los constituients, como a los acampadosol, como a los cups o como todos los otros (porque no hay solo Catalunya y Madrid): redactar unas constituciones si hacer referencia al concepto de nación.

Me parece que tantos unos como otros aquejan de nacionalismo. El caso de los independentistas catalanes es evidente. En el caso de los madriles es más sutil: al plantear la disolución/separación del estado-nación de España como una discusión superflua caen en la defensa del estatus quo, en la defensa implícita de la unidad del estado-nación de España.

Yo soy partidario de abrir los procesos políticos sin dar por supuesto que los territorios y poblaciones afectadas deban corresponder a las demarcaciones de España o Catalunya.

Respecto a los independentistas-nacionalistas catalanes, tan sólo decirles que un gran reto que tienen (tenemos) es escribir una constitución que puedan votar a su favor tanto el independentista como el no independentista, el nacionalista como el anti-nacionalista o el catalanista como el anti-catalanista.

Un reto es conseguir que el anti-independentista prefiera votar por una constitución que le favorece y le satisface, aunque esta sea independentista. Si quieren conseguir la independencia (con toda la complejidad que implica el término) deben también conseguir que el anti-catalanista vote por ella porque en ese nuevo estado sus derechos, su bienestar y sus ideas van a estar mejor protegidas que en el estado actual (que en definitiva, no tiene por qué corresponder a la demarcación de Catalunya  o España).

Para acabar quiero añadir que desde que nací, prácticamente cada año he visitado la isla de Mallorca. Tengo familia en Mallorca y en Ibiza. Las Islas Baleares son para mí parte de mí historia. Yo tengo la convicción que entre Catalunya y Mallorca hay unos nexos importantes, siendo la lengua común, el catalán, el más recordado. Otra parte de mi familia tiene sus orígenes en Aragón.

No sé por qué, pero a menudo no me gusta el enfoque que se da desde Catalunya de “els Països Catalans”, me parece que esta denominación es un anacronismo sin ningún sentido. Sin negar los lazos políticos, culturales, históricos o lingüísticos que existen, pienso que, por ejemplo, la defensa de una lengua común, llámesele català o como se quiera, no pasa necesariamente por la defensa de “els Països Catalans”.

 

triada

Advertisements

One thought on “Descolonizar hacia dentro: por el fin del estado-nación

  1. Retroenllaç: Índice-resumen de textos sobre el sistema capitalista-patriarcal | Contes de l'exili

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s