Comentarios a una entrevista a Manuel Castells

Interesante. Sabrá de muchas cosas, de sociología, redes e internet, pero en economía parece que tiene muchos déficits, demasiados. Me empiezo a calentar con las vedettes progresistas que llevan camino de caer en la irrelevancia absoluta.

http://www.revistaenie.clarin.com/ideas/Manuel-Castells-sociabilidad-real-hoy-Internet_0_967703232.html

Sobre el texto de Manuel Castells que critiqué ayer, podría escribir varias cosas. No tengo ganas de alargarme demasiado.

1) Cuando dice << cualquier violencia mata al movimiento, con violencia no se cambian las mentes. […] Siempre hay violentos, pero el movimiento es consciente de que si entra en esa dinámica, pierde legitimidad >>, me parece que no es lo suficientemente consciente de la situación.

Con seis millones de parados en España, con los índices de pobreza aumentando dramáticamente, es posible que haya revueltas con carácter violento. Esto es posible no solo en España, el ataque del capital a la población (misógino y racista) es mundial.

Yo no defiendo la violencia como un método de lucha de los movimientos sociales, pero hemos de ser conscientes que a medida que la situación se tensa, puede haber brotes violentos. Es necesario distinguir entre:

* Personas que se “cuelan” en manifestaciones organizadas por otros colectivos, para arrastrarlas hacia la violencia. Esto se ha de criticar y combatir: los cuatro niñatos rebeldes que la lían en una manifestación donde hay personas de todas las edades.

* Revueltas espontáneas que se pueden dar. Este es el caso de Inglaterra en 2011, el reciente caso de Turquía, el caso de Suecia o incluso hace un par de semanas en Francia. También los ha habido en Brasil y dudo de la versión unívoca que da Castells sobre el tema.

No se pueden deslegitimar y criminalizar todas estas revueltas solo por el hecho que han incluido episodios violentos. Hay gente que está en situaciones límite y no tiene tanta paciencia o simplemente en algunas ocasiones la gente no puede más y explota. Ante todo se ha de reconocer las situaciones de violencia en las que viven estas personas.

Además, se ha de tener en cuenta que no todas las personas han tenido las mismas oportunidades para gestionar la información, generar discursos y organizarse políticamente; ante las dificultades, en ocasiones surge la opción más visceral: la violencia. No todos el mundo son << activistas … universitarios formados en el conflicto >> [¿niños pijos como yo o peor?].

El artículo refleja el punto de vista de investigador reconocido mundialmente, con un trabajo y con un ingreso alto y fijo; con todo el tiempo del mundo para estudiar y hacer propuestas muy cultas y en ocasiones utópicas. En este sentido, me parece que el punto de vista de Castells es liberal y pequeño-burgués, con el objetivo de criminalizar cualquier expresión violenta de la protesta social.

2) La importancia dada a las relaciones financieras, la disminución de la representación del obrero fabril y la segmentación de la fuerza de trabajo no nos debe hacer olvidar la importancia de la relación salarial como estructural y estructurante. Quizá queda muy moderno llevarlo todo a la esfera financiera y hablar de la desposesión, pero es a todas luces muy parcial.

Las explicaciones de la crisis por falta de competitividad tienen el objetivo de comprimir los salarios (y derechos laborales) y es el reflejo del conflicto de repartición entre el salario y el beneficio.

La reciente propuesta del FMI de reducir los salarios en un 10% me parece que nos indica bien claramente la importancia de la relación salarial y el conflicto que se articula a través de ella.

3) Cuando Castellas da tanta importancia de internet está tomando un punto de vista elitista y patriarcal. Hay unas brechas tecnológicas impresionantes en función del ingreso y del género. Cuando da a entender que la guindilla de los movimientos sociales está en internet, lo que da a entender es que la guindilla es él y sus acólitos.

4) La visión de los movimientos sociales como algo que tiene un impacto mínimo en la política institucional, como algo que sirve para “cambiar mentalidades”. A mí me parece que este fue un error del mayo del ’68, un error que Castells está empecinado en repetir. Hay gente que aspira a algo más que a la articulación que propone entre movimientos sociales y partidos políticos.

5) Hace previsiones a largo plazo, cuando el corto plazo no está nada claro. ¿No será un reflejo de su modo de pensar, “que todo cambie para que nada cambie”?

Podría comentar más cosas. No me alargo. Resumiendo: el punto de vista de Castells parece el  de hombre blanco heterosexual con el objetivo de dar una cara más humana al capitalismo, pero guardando sus privilegios de élite de trabajadores intelectuales (a menudo con intereses capitalistas pequeño-burgueses), patriarcal y racista (por omisión).

¿Qué más me da que los movimientos hablen siempre en femenino? Es algo muy superficial. ¿Qué más da que hablen en femenino da si los grandes pensadores hombres excluyen por sistema las aportaciones feministas de sus constructos teóricos?

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s