No me gusta

Cuatro hombres se me han quejado, ya sea de mis textos, ya sea por colgarlos en fakebook. Me da igual. No me extraña que se quejen, los estoy criticando.

Por ahora ninguna mujer se ha quejado; si alguna tiene algo que decir, que me lo diga, le voy a hacer más caso que a ellos. Supongo que a ellas no les molesta o siguen su táctica de “paso de ti” (pues menuda goleada que les estoy metiendo) o me tendrán miedo. Ellas sabrán.

A mí también hay cosas que no me gustan. No me gusta:

Cuando Vicenç Navarro lo lleva todo una y otra vez a la lucha de clases. Escribe un artículo muy bonito sobre la importancia del feminismo, pero luego se le olvida.

Cuando parece que Attac sigue el mismo rumbo e incluso Susan George también.

Cuando al escribir Barceló, Carrasco et al., Carrasco se queda en minoría y el texto lo refleja, relegando las relaciones patriarcales a un segundo grado, como calificativos, sin influir en la teoría de raíz.

Cuando los Économistes Atterrés ignoran por completo (o casi) las relaciones patriarcales en la economía. De hecho, la gran mayoría de autores de “Changer d’économie” son hombres. No lo he acabado, pero no creo que haya gran cosa (“emploi…”).

Cuando Expósito cuelga citas en las que todo se rige por las relaciones financieras, primeras en importancia, relegando el resto de relaciones económicas a un segundo grado. No conozco sus textos, los habré de revisar.

Cuando parece que Madrilonia sigue este mismo enfoque, a pesar de colgar textos feministas e incluir la crème de la crème de los hombres modernos y “liberados”.

Cuando el Seminairo TAIFA vuelve a llevar todo a la lucha de clases, relegando la lucha contra el patriarcado. Me estoy leyendo el libro de las “alternativas”. No sé.

Cuando desde los movimientos sociales parece que se hace lo mismo o se intenta hacer de manera sistemática.

Cuando jóvenes economistas no son tomadas lo suficiente en consideración, aun cuando están haciendo contribuciones relevantes.

Cuando parece que para hacer una carrera reconocida en Economía se requiera tener una polla (o escribir al gusto de ellos).

No continúo, no es necesario. Todo esto son representaciones de las relaciones de poder patriarcales. Yo no quiero contribuir a ello: disiento.

En primer lugar, porque creo que este proceder nos lleva a la derrota segura, como ya pasó en los años ’70 y ’80. Lo único que se conseguirá es que algunos hombres de izquierdas (y menos mujeres) obtengan reconocimiento social. Quizá se conseguirá salvar alguna migaja del ya pobre estado del bienestar.

En segundo lugar porque yo no quiero intentar hacer mi carrera o mi gloria sobre el trabajo, los cuerpos, la sangre y los cadáveres de las mujeres (ni de otros hombres).

Si bien mi posición es anti-patriarcal, no la considero propiamente feminista. Ellas a lo suyo. De hecho, tomo mi posición muy a pesar de muchas mujeres o de los feminismos, al menos en ocasiones.

Estoy seguro que no soy el único. Somos más. Nuestra posición no deriva de una promesa que hicimos a las mujeres; ni tampoco a los hombres. Deriva de una promesa que nos hicimos a nosotros mismos.

 

Advertisements

One thought on “No me gusta

  1. Retroenllaç: Índice-resumen de textos sobre el sistema capitalista-patriarcal | Contes de l'exili

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s