¿Yo malo? ¡Hay que ver!

Con la que está cayendo, el discurso feminista institucional ha sido desplazado por discursos feministas más radicales, hecho que celebro. Las movilizaciones sociales están permitiendo que la población se empodere (se relacione y se organice, se forme, produzca). Entre otros muchos factores, la dimensión género condiciona posiciones diferenciadas para los hombres y las mujeres.

Entre las mujeres, están saliendo voces nuevas (o voces que normalmente no se escuchaban) y críticas que dicen cosas muy interesantes y no sólo en temas o enfoques más circunscritos en el feminismo. También se forman congregaciones de brujas reglosas y manadas de lobas antropófagas que son una bocanada de aire fresco maravillosa [huele a chocho] después del discurso agilipollante del feminismo de Estado (que además va complementado por los medios de comunicación).

En cuanto a mí, mi posición me ha obligado a abandonar la manda. Ni los hombres ni las mujeres están preparados para secundar abiertamente mis opciones lingüísticas y políticas. El abandono del lenguaje condescendiente con las mujeres se percibe como un acto violento, del que es necesario proteger a las mujeres. Los hombres lo rechazan. Además, hoy en día en Europa no queda bien criticar abiertamente a los feminismos.

Hoy en día no queda bien criticar a las mujeres, aunque uno plagie a autoras feministas. ¡Hay que ver!

Advertisements

One thought on “¿Yo malo? ¡Hay que ver!

  1. Retroenllaç: Algunas consideraciones y datos relativos a la LIVG: basta de trolls | Contes de l'exili

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s