Los “grandes intelectuales” de Charle Hebdo (y también: la sucesión del Papa, el catolicismo, el Islam y FEMEN)

No entiendo los criterios de Charlie Hebdo sobre la libertad de expresión. Por un lado han publicado muchas caricaturas sobre la Iglesia, la religión católica y también sobre el islam. Por el otro en 2008 despidieron a Maurice Sinet (Siné) por una crónica considerada antisemita. Mirando unas y otras yo no veo una gran diferencia. ¿Qué es lo que marca la diferencia?

Se podría argumentar que es la historia la que marca la diferencia: el antisemitismo en la cultura europea, las persecuciones y las masacres de judíos. También se podría argumentar que la crónica de Siné hace una asociación indirecta entre la conversión al “judaísmo y el dinero”.

a) Dejemos el catolicismo de lado por el momento; miremos las bromas y las caricaturas sobre el islam. Respecto este punto se ha de tener la cuenta la situación en Francia y en los otros países. En Francia (en Europa) los creyentes del islam son una minoría que no detiene el poder político o económico y a la que se injuria con virulencia desde hace unos años; desde hace unos años en especial, pero es una actitud que viene de hace mucho tiempo.

En relación al exterior, no debería ser necesario recordar que muchos países árabes donde una parte muy importante de la población es fiel del islam fueron atacados y colonizados por Francia o por otros países occidentales.  No debería ser necesario recordar el caso de Palestina. Tampoco debería ser necesario recordar las guerras de Irak y de Afganistán (sí, ya sé que Afganistán no es un país árabe).

En este contexto, hay bromas que hechas desde un país con una historia como Francia están de más. Hay que ser cruel y corto de entendimiento para hacer unas caricaturas como esas del diario Jyllands-Posten y también hay que serlo para reproducirlas. Luego, querer dar lecciones de civilización y de libertad.

Cuando nos fijamos en el contenido, estas caricaturas muestran el desconocimiento del islam y hacen asociaciones bastante directas entre “islam y terrorismo”.

En fin, si hubiera razones para tomar a Siné por un antisemita, habríamos que preguntarnos si hay que tomar a los colaboradores más célebres por racistas hacia las personas de los países árabes, racismo que se conduciría a través del islam. Recuerdo que su gran defensora Caroline Fourest ya ha sido distinguida con un Y’a Bon Award [1].

Sobre la cuestión de fondo: ¿incitan los textos de Siné y de los otros Charlies Hebdos al odio y al racismo contra los judíos y los musulmanes? Están en el límite. Desde mi punto de vista no es correcto asociar los judíos con el dinero o a los musulmanes con el terrorismo; y no es correcto asociar a ambos con una especie de “intocables minusválidos”.

Además, cuando un país como Túnez está viviendo un momento político tan arduo como el actual no es el momento de hacer bromas estúpidas en nombre de la libertad de expresión. El asunto acabó con los locales de Charlie Hebdo quemados, pero no sabemos quién lo hizo. Podría ser cualquiera. Muy probablemente los autores no eran unos “musulmanes fanáticos”; muy probablemente nunca lo sabremos. Pero esta historia también ha contribuido al racismo.

Si se quieren hacer bromas, yo también tengo una broma por hacer en nombre de la libertad de expresión: cuando Charlie Hebdo hizo el dibujo “la invención del humor: el aceite y el fuego”, ¿estaban pensando en sus locales? Es gracioso: ¿qué pensáis?

Desde el punto de vista legal el “asunto Siné” ha terminado: por un lado la denuncia de la LICRA (Liga internacional contra el racismo y el antisemitismo) contra Siné por “incitación al odio racial” fue desestimada; por el otro Charlie Hebdo (Editions Rotatives) ha sido condenado por interrupción abusiva de contrato, daños e intereses a indemnizar a Siné con 90.000€ (!!).

Pero Charlie Hebdo no quería darlo por concluido. Luego, todavía sacaron una caricatura donde se reían del cáncer de Siné y en la que temían una nueva denuncia a causa de esta broma. ¡Qué confusión! La denuncia de Siné fue por despido abusivo, no por cuestiones directamente ligadas a la libertad de expresión. Al contrario, ¡Siné fue despedido por defender su libertad de expresión ante los grandes defensores de la libertad de expresión!

Llegados a este punto yo imagino a la libertad de expresión que dice: “es duro ser amada por estúpidos”. Pero no es necesario tratarlos de estúpidos, ellos mismos se ocupan de dejarlo bien claro. Además, no paran de recibir collejas; ¡si al menos su lucha tuviera algo de sentido!

b) Ahora los Charlies nos salen con este dibujo tan gracioso de las Femen. Quizá quieran mejorar su imagen maltrecha y requemada, pero después de alardear años y años del machismo y de la misoginia como la marca de la casa está claro que no ven nada más que unas buenorras con las tetas al aire. Sí, ya sé que al escribir esto me delato: yo también veo unas buenorras con las tetas al aire…

No hace mucho Femen protagonizó un documental de Caroline Fourest (qué decir de Fourest… no tengo ganas de perder más de mi tiempo). No hace falta ser muy perspicaz para darse cuenta que Charlie y Fourest vehiculan a Femen para su propia notoriedad. Más allá de esto, Femen pasan sobre ellos como si fueran pulgas. Hasta Femen tuvo que pedir que el dibujo fuera más “hard”. Ellas pasan su mensaje. Transmiten la fuerza de la juventud y de las auténticas convicciones. Son muy jóvenes; ya se verá, por ahora son poco más que un divertimento mediático.

c) Lo que parece acercar los Charlies y las Fourest es su anti-religiosidad o más concretamente su anti-catolicismo (quizá se debería hablar de anticristianismo, pero no critican muy a menudo a los protestantes o a los anglicanos). Entonces, como yo les critico, se podría pensar que yo soy un ferviente defensor de las religiones, un dogmático contrario a la libertad de expresión.

No es el caso. Yo defiendo la libertad de los Charlies y de Fourest de decir todas las tonterías que quieran. No entiendo porque Fourest puso una denuncia contra los Y’a Bon Awards; no estamos a favor de la libertad de expresión? Y por qué le Pen puso una denuncia contra Charlie? Y también contra Copé y Fillon? Y Siné contra Claude Askolovitch? Y Strauss Kahn contra Marcela Lacub? Esto empieza a ser muy ridículo; los valores de la República, ¡los pobres!

A mi entender, las limitaciones a la libertad de expresión deben ser muy acotadas a casos flagrantes de difamación y de incitación al odio. La libertad de expresión de unos se combate con la libertad de expresión de los otros, no en los tribunales.

Una vez dicho esto, hay casos en los que la población en general se debe dar cuenta del abuso de la libertad de expresión: es el caso cuando los fuertes atacan a los débiles. Este es el caso de Charlie Hebdo pero también de Marine le Pen contra el islam. No es necesario llevarlos a los tribunales; tan solo mostrar sus errores y sus manipulaciones. Después, cuando ya estemos cansados de hacer pedagogía para niños con problemas cognitivos, dejarlos de lado.

Ya que estamos en el tema, estaría bien acabar con algunas discusiones: la libertad de expresión es válida para todas las creencias, también las religiosas; sucede lo mismo con la libertad de manifestación. Para Siné la religión debería ser algo personal; él declaró. Está muy bien que piense esto, pero se equivoca. La libertad de expresión y la libertad de manifestación incluyen también las creencias religiosas. De otro modo no habría libertad. ¡Qué gran defensor de la libertad de expresión Siné!

d) No quiero generar confusiones: yo no soy fiel de ninguna religión, pero hasta cierto punto las respeto. Desde el punto de vista de la historia del pensamiento, de las artes o de las ciencias, de Platón o de Pitágoras y Téano hasta el día de hoy, todo el pensamiento, todas las representaciones están impregnadas del pensamiento religioso. Hasta el ateísmo no se puede entender si no lo hacemos en relación a algunas ideas sobre los “dioses”. Si los religiosos que dicen “nosotros tenemos la verdad única” son estúpidos, los ateos que lo hacen también.

e) Vayamos finalmente a la religión católica (y al cristianismo). En nuestras sociedades europeas el cristianismo ha sido hegemónico durante muchos siglos. Todavía hoy, en Europa las diferentes autoridades religiosas tienen mucho poder. En Francia la Iglesia católica es una actriz mayor desde el punto de vista político y económico.  En Europa, las precauciones y las preocupaciones que se puedan tener en relación al judaísmo o al islam no son necesarias para el catolicismo.

De todos modos, encuentro que las críticas generalistas a la Iglesia son muy infantiles, la herencia de otros tiempos: “yo soy de izquierdas, luego yo estoy contra el catolicismo y la Iglesia” o incluso “las religiones deberían desaparecer”. Pienso también que las bromas sobre el catolicismo de Charlie Hebdo no son muy ajustadas; dejemos de lado que se sitúan al nivel de “culo, caca, pedo, pis, teta, polla y coño”; también “encular”.

El catolicismo y la Iglesia no son homogéneos. Hay personas, hay grupos en la Iglesia y también católicos que están a favor de los derechos de los homosexuales, contra la homofobia, por el matrimonio y la adopción de los homosexuales, por el derecho a decidir sobre el aborto, contra la visión negativa de la sexualidad, contra el celibato o por la posibilidad que las mujeres sean ordenadas, entre otras cuestiones. Hay grupos pro-capitalistas y grupos anticapitalistas en la Iglesia.

Cuando se hacen críticas generalistas o cuando se quiere asociar a todos los católicos a las doctrinas expresadas por el papa de turno (y los dos últimos papas han sido muy reaccionarios, incluso para los católicos) o por algunas autoridades eclesiásticas, se da a pensar que todos los católicos comulgan con estas doctrinas, pero esta no es la realidad. De hecho, lo que se está haciendo es reforzar la supremacía de las facciones más reaccionarias de la Iglesia.

Seamos serios: la Iglesia no a desaparecer mañana o pasado; no es por las bromas de Charlie Hebdo que le Papa ha tenido que dimitir. Tampoco a causa de Femen. No ha sido probablemente a causa de los casos de pederastia que salpican a la Iglesia, aunque sean muy graves y muy significativos. Si el Papa ha tenido que dimitir yo creo que es a causa de las divisiones internas en el seno de la Iglesia [por el momento no me voy a pronunciar sobre la elección del nuevo papa Francisco en relación a estas divisiones].

En este contexto, yo estoy muy a favor de hacer críticas incisivas a la Iglesia, pero centrándose en las facciones más reaccionarias. En el caso de Francia se podría empezar por Philipe Barbarin [2], por Jean-Pierre Ricard [3] o por Jean-Charles Descubes [4]. También se podría apuntar a la Fondation Jérôme-Lejeune, al Groupe Bayard o a esa cosa infame que es Riposte Laïque.

Hay que subrayar que los mismos que hacen la “cruzada de la laicidad” no paran de condecorar con la “Legión de honor” y la “Orden nacional del mérito” a los peores sectores de la Iglesia. Pero nadie habla de esto. ¡La laicidad! Hay que ver, ¿quiénes son los “intocables”? Pero Charlie Hebdo no se enfrenta a todo esto, probablemente tengan miedo, es más fácil hacer bromas para chiquillos.

Conclusiones: Me temo que el problema de fondo es más grave. Parece que estamos delante de un pacto explícito o tácito “entre hombres” en el que también participan las estrellas de Charlie Hebdo; hombres blancos, bien entendido. Los hombres “de izquierdas” van de la mano de los hombres “de derechas”. Está claro que Charlie Hebdo con sus bromas son como mosquitos para los poderes de la Iglesia francesa. Ellos lo saben, la Iglesia lo sabe; como máximo podrán hacer daño a las minorías y promover el machismo. ¡Bravo Charlie!

Para acabar quiero insistir en la libertad de Charlie Hebdo para dibujar y escribir lo que quieran. Yo no soy quien les va a negar su libertad de expresión. También tienen la libertad de ser bien tontos y bien que la aprovechan.

[1] http://lesindivisibles.fr/category/ya-bon-awards-2/ya-bon-awards2012

[2] Archevêque de Lyon et Primat des Gaules, chevalier et officier de la Légion d’honneur, officier de l’Ordre national du Mérite, membre de la Congrégation pour le culte divin et la discipline des sacrements et de la Congrégation pour les instituts de vie consacrée et les sociétés de vie apostolique.

[3] Cardinal, archevêque de Bordeaux, Officier de la Légion d’honneur, Officier de l’ordre national du Mérite, membre de la Congrégation pour la doctrine de la foi.

[4] Archevêque de Rouen.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s