La parábola de la hija pródiga y otros fragmentos (recopilación)

“They call me the hunter, that’s my name. Ain’t no use to hide, ain’t no use to run, ‘cause I got you in the sight of my gun”

****

Desde el inicio, la historia se escribe de sangre y de miseria. En gran medida esto es así porque los hombres se convierten a menudo en aquello que combaten, como los cerdos de Orwell.

“Pars sans bruit. Allons ! Embrasse-moi, mon jeune frère : tu emportes tous mes espoirs. Sois fort ; oublie-nous ; oublie-moi. Puisses-tu ne pas revenir… ” (André Gide, Le Retour de l’enfant prodigue).

Mother, there’s no dark side of the moon, it’s all dark. Shall we see the sun rising up?

**** (hace referencia al corto analizado en [1])

“En una analogía con el corto anterior, podríamos considerar que Angela Merkel es la “consultora” y Mario Draghi el “director general”. Los hombres mindundis como yo debemos pringar porque somos unos machistas y representamos la dominación masculina (en parte es verdad, algo toca pringar). Las mujeres mindundis pueden esperar a que Angela Merkel u otras de su calaña las salven jajaja”

« Dans une autre analogie avec le court-métrage antérieur, Danielle Bousquet est la « consultante » et François Hollande est le « PDG ». N’importe quelles bonnes intentions elle a, le plus puissant de la domination masculine est là, en train de la surveiller (encore un autre homme qui se cache derrière une femme). »

“En fin, con otra analogía, la semana pasada os decía que de alguna manera la “consultora” es la “madre” y el “director general” es el “padre”. Los hombres mindundis como yo, los empleados, somos el “hermano”. El padre, la madre o el hermano, representan todos diferentes formas de dominación. En cuanto a “ella” la “recepcionista”, ella debería ser la hija pródiga. No es necesario seguir demorando la partida. Al menos, esta es mi opinión”.

****

Buscando a los anti-feministas uno encuentra rápido a los fascistas

****

Creo que mi principal pique con los feminismos deriva de esa tendencia a definir el “patriarcado” sólo por los “mecanismos de solidaridad entre los hombres” (lo que en muchas ocasiones se parece a utilizar el marxismo para hacer una teoría anti-marxista). Esto creo que proviene en parte de autoras como Hartmann. De Hartmann, aún que no esté de acuerdo con todo, lo que he leído me ha gustado, la respeto y hasta en ocasiones puedo hasta admirarla.

En cambio hay otras “intelectuales” que en España tuvieron bastante celebridad hace unos años, que han retomado estas tesis pero que no me gustan nada, como es el caso de Ana de Miguel (no tengo ganas de leer más artículos suyos, ni releerlos ni perder el tiempo a criticarlos). Yo estoy tentado a ponerla en el mismo saco que otros “intelectuales y economistas” indeseables e non gratos como Guillermo de la Dehesa, Mauro Guillén o Santiago Carbó.

Hasta cierto punto estos “intelectuales” son complementarios. Por un lado Mauro Guillén nos explica la eficiencia de los mercados y la armonía social del equilibrio económico (que supone que se conseguirá con las “reformas estructurales”). Por el otro, Ana de Miguel nos explica la “solidaridad entre los hombres” y reduce su análisis de los problemas de la economía capitalista a los diferenciales entre hombres y mujeres (viva la media, muerte a la varianza). Combinando los 2 sólo falta que digan: “el principal problema son los hombres trabajadores”.

¿No será que el estado y los hombres poderosos nos están tomando el pelo? Esta combinación también puede ser muy perjudicial directa e indirectamente para las mujeres trabajadoras, cómo si no lo supieran…. o no lo buscaran… Por esto es importante que los hombres de abajo nunca olviden quien es su enemigo principal: los hombres de arriba.

¿Cómo van a acabar los hombres de abajo con los hombres de arriba? No pueden, ni con la ayuda de las mujeres; simplemente los sustituirían. Lo que han de hacer es ayudar a las mujeres a acabar con ellos. Ayudar a las mujeres de abajo y que ellas hagan lo que quieran con las mujeres de arriba. Pero que las mujeres de arriba no intenten controlar a las de abajo ni hagan más pactos con los hombres de arriba, porque entonces me van a oír. No estoy proponiendo nada más que una doble alianza que asegure al mismo tiempo una mayoría de mujeres y una mayoría de clases medias y populares.

Metafóricamente hablando: la “madre” y el “hijo” deben combatir y debilitar al “padre”, pero es la “hija” quien lo ha de matar.

Enlaces
[1] https://jordipujolxlopadri.wordpress.com/2013/01/18/feminismo-de-elle-feminismo-de-cosmopolitan-feminismo-de-multinacional/

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s